Siempre me ha fascinado la capacidad que tienen algunas personas para comunicar, para transmitir experiencias, conocimiento y sobre todo emociones. Me interesa especialmente este tema porque considero que es una de las habilidades que nos han castrado ya de bien pequeñitos y que todos, en mayor o menor medida, podemos trabajar para poco a poco abandonar complejos, expresarnos con voz propia y auténtica y perder el miedo a ser juzgados, criticados o desaprobados.

Comunicar es una habilidad en la que deberíamos poner atención y esfuerzo porque tiene una incidencia directa en nuestras relaciones profesionales y personales y porque nuestra voz, única y singular, merece ser respetada y escuchada.

El siguiente vídeo, una breve charla de Ángel Lafuente, me gusta especialmente y es un recurso que utilizo a menudo antes de realizar una exposición pública, ya sea una conferencia, una entrevista en algún medio o en la presentación de algún libro. Me ayuda a reafirmarme en aquello que siento y pienso, me motiva a comunicar mi mensaje con claridad y pasión y me inyecta una energía que crea el clima emocional propicio para después trasladar mi mensaje a mis interlocutores.

Espero que os resulte útil e interesante.

Sígueme en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies